Procesos de cognición y el papel de la corteza auditiva para actividades motoras y cognitivas

Una particularidad conocida del cerebro humano es la íntima conexión entre la corteza auditiva y motora. Esto conduce a un efecto que en inglés se llama entrainment, es decir, que bajo la influencia de estímulos acústicos rítmicos los sujetos modifican la frecuencia de su movimiento (por ejemplo, la cadencia), aunque no sincronizan espontáneamente. La terapia con música aprovecha este efecto, donde la estructura temporal del ritmo provoca ciertos patrones espacio-temporales en la corteza auditiva, que a su vez fomentan la actividad adecuada en la corteza motora. El orden o bien la estructura temporal de un ritmo, fomenta la coordinación de movimientos, aún en pacientes con severos problemas motores, como derrame cerebral o el síndrome de Parkinson. Es ventajoso en este contexto la alta resolución temporal de la corteza auditiva, una región que evolucionó para detectar y caracterizar estructuras temporales, por lo cual el procesamiento de información sucede en las escalas de tiempo más cortas. De esta manera la corteza auditiva puede fungir como una especie de marcapaso para la corteza motora.

Mucho menos conocida es la influencia espontánea de la corteza auditiva sobre procesos de cognición. La influencia positiva de la música a largo plazo, como por ejemplo para la adquisición de lenguaje, sí es conocida aún cuando todavía es sujeto de investigación. En nuestro grupo se investiga de qué manera los estímulos acústicos pueden conducir espontáneamente a un mejor desempeño cognitivo (atención, cognición verbal, orientación, cognición numérica, comunicación no-verbal, entre otros). ¿Depende esto de la complejidad de la estructura temporal del ritmo? ¿Juega el tempo un papel importante y hay tempos preferidos (lo cual sería un indicador para la existencia de una especie de resonancia en la dinámica cerebral)? Y ¿hay diferencias de género debido a la preferencia de ritmos? Estas y más preguntas a este contexto son sujeto de investigación en nuestro grupo, en colaboración con la Dra. Julieta Ramos del Instituto de Neurociencias de la Universidad de Guadalajara y la Dra. Mari Corsi Cabrera de la Facultad de Psicología de la UNAM.

  Figura_1

Figura 1: Dos personas en un “hyperscanning”, es decir, las dos personas resuelven una tarea en conjunto mientras se mide simultáneamente su Electroencefalograma con el objetivo de medir sincronización inter-personal.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s