Estímulos acústicos podrían mejorar el rendimiento de un equipo de futbol

Artículo publicado por el portal de la Agencia Infomativa Conacyt sobre la investigación que se realiza en nuestro laboratorio en torno a la música y su influencia en procesos cognitivos y joint action.

Cuernavaca, Morelos. 21 de marzo de 2017 (Agencia Informativa Conacyt).- En el Laboratorio de Sistemas Complejos del Centro de Investigación en Ciencias de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (CIC-UAEM), el grupo de investigación del doctor Markus Franziskus Mueller estudia de qué manera los estímulos acústicos pueden conducir espontáneamente a un mejor desempeño cognitivo…”

Artículo completo: http://www.conacytprensa.mx/index.php/ciencia/salud/13755-estimulos-acusticos-podrian-mejorar-rendimiento-equipo-futbol

Advertisements

Video #segundosdecienciaméxico

Video editado por la Agencia Informativa Conacyt para la campaña #segundosdecienciaméxico en el cual promueven la investigación sobre estímulo acústicos, cognición y joint action que realizamos en nuestro laboratorio.

Orquestando un equipo de fútbol. Parte 2: El experimento

Segunda parte del artículo publicado en la página de la Academia de Ciencias de Morelos A.C.

Arlex Oscar Marín García

Estudiante de la Facultad de Ciencias de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos

Manfred Müller

Escritor independiente en Colonia, Alemania

Markus Müller

Profesor-Investigador de la Facultad de Ciencias de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos

Miembro de la Academia de Ciencias de Morelos

“Fútbol es música”, dijo recientemente el ex-futbolista francés Michel Platini en una entrevista otorgada a la revista alemana “11 amigos”. Lo curioso es que, viéndolo con los ojos de un físico, ¡tenemos que darle  toda la razón! La comparación con músicos de una orquesta no es descabellada; tanto en una orquesta como en un equipo de fútbol cada uno de los participantes tiene que coordinar sus acciones con las de los otros. Este fenómeno se llama sincronización generalizada: cada uno realiza acciones distintas a las de los demás, pero todos lo hacen en función y en coordinación con equipo. En la primera parte de este artículo, publicado el lunes pasado, 14 de junio, en la página 30 de la Unión de Morelos (ver la página http://bit.ly/19p0xiO),  discutimos con cierto detalle los fundamentos matemáticos de este fenómeno con la ayuda de osciladores complejos. Resulta que la sincronización generalizada entre  osciladores interactuantes ocurre  con mayor probabilidad conforme sus frecuencias promedio  seann más parecidas. En este caso se establece más fácilmente una relación funcional entre la dinámica de ambos osciladores. Pero, ¿qué tienen que ver estos osciladores con el fútbol? [click aquí para seguir leyendo]

Orquestando un equipo de fútbol. Parte 1: Las bases matemáticas

Primera parte del artículo publicado en la página de la Academia de Ciencias de Morelos A.C.

Orquestando un equipo de fútbol. Parte 1: Las bases matemáticas

Arlex Oscar Marín García

Estudiante de la Facultad de Ciencias de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos

Manfred Müller

Escritor independiente en Colonia, Alemania

Markus Müller

Profesor-Investigador de la Facultad de Ciencias de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos

Miembro de la Academia de Ciencias de Morelos

El fútbol es un juego de equipo. ¡Claro!, no cabe ninguna duda. “Uno para todos, todos para uno, o como se dice en Alemania, “11 amigos deben ser.” Es evidente que la defensa debe de cooperar con los jugadores del campo medio y ellos a su vez con los delanteros. Y no sólo eso, los sistemas modernos del fútbol son aún más flexibles y dependiendo de la situación que se presente en la cancha, los defensas podrían jugar un papel importante en el ataque, y no son raras las ocasiones en que ellos mismos anotan goles. A su vez, los delanteros pueden tomar temporalmente el papel de la defensa. Esta flexibilidad requiere que los jugadores “sientan” en cierta forma lo que están haciendo sus compañeros; sobre todo, deben intuir qué es lo que harán en el siguiente instante para poder actuar de manera óptima en beneficio del equipo… [click aquí para seguir leyendo]

 

Acción en conjunto y comunicación no-verbal

La comunicación entre individuos ofrece la evidencia más clara de que el cerebro es un sistema abierto, que recibe información de su entorno, la procesa y en consecuencia emite información y modula su ámbito. El procesamiento de información, es decir los procesos internos del sistema, suceden de manera rítmica lo cual se manifiesta a través de la actividad sincronizada de ensambles de neuronas. Los diferentes ritmos que se miden en un EEG son el testimonio de esto. Las funciones asociados a las diferentes bandas de frecuencias de EEG son distintas. También el proceso de comunicación es un proceso rítmico, donde fases de emitir información y recibirla se intercambian. La pregunta crucial en este contexto es, si la calidad de las dos sistemas (es decir cerebros) cambia cuando hay comunicación (no-verbal) entre los dos individuos. El estudio tradicional de la cognición social se ha limitado a una aproximación metodológica que busca los mecanismos de interacción social en cerebros aislados. Recientemente se estudian los sistemas nerviosos de individuos que interactúan en tiempo real para revelar los mecanismos involucrados (neurociencias sociales inactivas) estudiando la interacción social participativa en tiempo real. Se considera las etapas ontogenéticas en las que se encuentran los agentes, a partir del uso de modelos de sistemas dinámicos que consideran una mayor cantidad de variables para explicar la cognición. Es decir, cualitativamente, la dinámica interna cerebral cambia durante el proceso de comunicación y probablemente, mecanismos similares a la dinámica interna (patrones espacio-temporales de sincronización) se establecen entre los dos cerebros acoplados. El reto de esta línea de investigación consiste en medir los cambios internos, detectar y caracterizar la red funcional de los dos cerebros y descifrar los procesos neuronales a partir de la actividad eléctrica que promueven la comunicación. Estas  perspectivas, también han sido tomadas en cuenta para entender los fenómenos sociales de interacción con la música. ¿Provoca la estructura temporal de la música la sincronización espacio-temporal entre agentes humanos, dentro de contextos culturales específicos y sin comunicación verbal? Esto es un bosquejo de un posible mecanismo, de cómo fomentaría un marco temporal común, dado por un ritmo acústico, la coordinación inter-personal. Esto podría suceder de manera similar a la coordinación motora dirigida por la actividad de la corteza auditiva, estimulada a su vez por ritmos acústicos.  En el caso de la coordinación inter-personal los diferentes sujetos formarían una especie de un “super-organismo”.

Esta línea de investigación es novedosa a nivel nacional y se realiza en colaboración con la Dra. Julieta Ramos del Instituto de Neurociencias de la Universidad de Guadalajara y la Dra. Mari Corsi Cabrera de la Facultad de Psicología de la UNAM.

Figura 13 y 14: fotos del experimento de futbol con estímulos acústicos rítmicos.

Figura_15

Figura 15: Resultados del experimento. Se Mide numero de pases, numero de goles y numero de posesiones del balón para equipos masculinos (azul) y femeninos (rosa), para tres diferentes modos: sin Música (wM), estímulos sincronizados (Sy) y no sincronizados (nS). A la izquierda se muestra el esquema del experimento: 5 contra 5 jugadores en una cancha reducida con dos goles a cada lado. Tiros de larga distancia son prohibidos.

Imagen de portada: http://www.gahetna.nl/collectie/afbeeldingen/fotocollectie/zoeken/weergave/detail/q/id/af7ec572-d0b4-102d-bcf8-003048976d84